Cortes de la Frontera, Málaga

¿Cómo no te había visto antes?

Siempre miro a otro lado pero hoy estabas justo delante ✨

El origen del municipio se remonta a los siglos doce y once antes de Cristo, época en la que los fenicios se asentaron sobre su término al vencer a los tartesos.

Pero el asentamiento que dejó mayor huella fue el romano, época de la que data el nombre de Cortex, que significa coraza o defensa. Romanas son las ruinas de la ciudad de Saeponia y los restos de la ciudad conocida como “Cortes el Viejo”. Posteriormente, Cortex pasó a la circunscripción de Sevilla en la época árabe, después a Granada y, finalmente, a Ronda. Posteriormente fue conquistada por San Fernando en 1248.

Sin embargo, poco después volvió a manos árabes hasta 1485. Éstos dejaron importantes restos de su cultura como “La Torre de Paso”.

El actual enclave de la villa data de las postrimerías del siglo diecisiete, por lo que su urbanística y principales edificios obedecen a otros criterios más ordenados y cuadriculados, distintos a la norma imperante en los pueblos de la comarca, de arraigado trazado árabe. También es cierto que su orografía es mucho más suave que la de los pueblos del entorno, con una pendiente media del 29 por ciento.

Los edificios de mayor interés son la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, la capilla de los Valdenegro y el Ayuntamiento, donde destaca su fachada. Pero también en la calle Real encontramos fachadas dieciochescas, donde podemos contemplar numerosas casas solariegas.

Cortes es un municipio cuyo 95 por cien del término municipal se expande por dos parques naturales, el de Grazalema y el de los Alcornocales. Ello supone que sea el turismo una de sus mayores bazas económicas así como la industria corchera aunque también cuenta con actividades agrícolas y ganaderas (vacuno, fundamentalmente).

 

 

 

Página de Facebook: Photocameraweb

Anuncios